Un encuentro con un VIP del mundo del café

Actualizado: 28 sept

JOSE ARNOLD, Hola. Eres muy conocido y reconocido en toda América Latina. Quizás un poco menos en Europa.


Pues fíjate que en Europa hemos ganado reconocimiento desde el 2008, donde nuestro café quedó entre los 18 mejores en taza de la excelencia, desde entonces vendemos a más o menos 12 países y más de 30 marcas que respetan nuestra trazabilidad familiar. Esto es: vendemos el café verde y ellos lo tuestan bajo su marca, pero siempre mencionan el origen, de la finca y del país.


Tu posición de experto agronómico y catador te da una posición excepcional de observador. ¿Cómo explicas el éxito de tu país, Honduras, ¿en la escena del café?


El éxito de Honduras ha sido principalmente aprender de nuestros errores, hasta hace unos 15 años éramos conocidos como un país productor de cafés comerciales, un país de relleno que sustituía buenos cafés de origen cuando había escasez. A partir de números estudios científicos tanto agronómicos y catación se ha podido dividir la geografía en 6 regiones cafetaleras que nos proporcionan distintos perfiles de taza, y eso nos ha abierto las puertas a los clientes que demandan cafés particulares , los estudios especiales y experimentación científica nos han permitido seguir aumentando nuestra producción de café año con año, inculcándole al productor de café que el conocimiento profundo de su producto es la clave del éxito en la comercialización de este. Y que mantener actualizada la trazabilidad de su café (historia, variedad, proceso, manejo de tejidos, nutrición, secado, almacenamiento y control de calidad, catación) es verdadero insumo de valor agregado a la hora de vender su café.


Si miras hacia atrás, ¿cuáles son, desde tu punto de vista, los grandes cambios en el mundo del café?


Los grandes cambios en el mundo del café es la transparencia en las historias del productor y su acceso cada vez más directo con el consumidor final, la habilidad que tenemos todos de querer disfrutar de una bebida enteramente social, de saber su historia, sus dificultades, y de saber que a través de su consumo estamos realizando u bienestar para el productor y su entorno social y ambiental. A la vez que consumimos un producto natural que lejos de ser dañino, aporta algún bienestar a la salud.


Desde nuestro primer concurso, eres un ferviente defensor del concurso AVPA. Incluso organizaste una entrega de premios en Honduras con el patrocinio del presidente de la República. Podrías decirnos por qué la especificidad del concurso AVPA te parece útil e importante para los Cafeteros.


AVPA ha logrado a través de los años que el productor vea que su mayor exponente sobre valor agregado a su producto es comercializarlo como producto final, esto es, como café tostado. Sin olvidar que esto aporta mayores beneficios comerciales, pero también incluye grandes riesgos en la conservación de calidad, que no solamente se refiere a cómo saber tostar un producto en base a su densidad, variedad, tamaño, latitud de producción, sino que también complementar aspectos tan importantes como el tipo de empaque, y todas las condiciones que mantengan y preserven esa calidad que el productor tan cuidadosamente prepara para que su producto sea valorado adecuadamente.


Además del súper importante hecho de que AVPA es un excelente y primordial canal para dar a conocer esa calidad y valor agregado, es también una plataforma perfecta para promocionar a través de la degustación, cafés extraordinarios que de otra manera no podrían llegar a un mercado de especialidades tan exigente como el mundo gourmet.